Harry Potter tendrá su serie de televisión

Hay versiones de que se planea expandir el universo del joven mago al formato casero, aunque Warner niega que exista tal proyecto.

Por DANTE GUERRA

Mientras el mundo se cae a pedazos, también se puede recurrir a la magia. Harry Potter volverá para que sus fans sobrelleven de mejor manera el encierro y la pandemia. Al menos esa es la idea de los ejecutivos de Warner, quienes ya planean una serie de televisión sobre el héroe de Hogwarts.

Según un informe de Hollywood Reporter, el proyecto está en sus primeros esbozos pero la idea de los estudios Warner es impulsar su plataforma HBO Max con la marca Harry Potter, que es mundialmente exitosa.

Aunque la última palabra la tendrá su creadora, la escritora J.K. Rowling, quien firmó en 2016 un acuerdo con Warner que garantiza los derechos de exhibición de todas las películas hasta el 2025, así como la posibilidad de expandir el universo del joven hechicero.

Por supuesto, la saga Animales fantásticos también está dentro de ese acuerdo. Y si se logra la serie de televisión, por supuesto que la autora estará involucrada y tendrá el control. Aunque por ahora no hay más detalles de elenco, guionistas y directores, pero la simple idea ya tiene legiones de adeptos.

Pero alto ahí. Reportes de última hora indican que se cancela todo. Bueno, es un decir. Ahora resulta que Warner dice que siempre no. Según The New York Post, un vocero de la casa productora ha negado de manera tajante que haya un proyecto en camino. “No hay ninguna serie de Harry Potter en desarrollo en el estudio o en la plataforma de streaming”.

Otra mala noticia para los seguidores de Harry Potter es que sus películas ya no estarán disponibles en Netflix ni en Prime Video a partir de la próxima semana. Así que tienen hasta el 31 de enero para revisitar su filme favorito.

Luego de esa fecha, sólo se podrán rentar vía streaming o estarán disponibles en exclusiva por HBO Max, ya que esta plataforma está enfocada en fortalecer su catálogo y hacerlo más atractivo para futuros suscriptores.

Tampoco es que sea algo arbitrario, simplemente sucede que las licencias para explotar comercialmente determinadas series o películas llegan a su final y ya no hay opción de renovarlas. Ya le pasó a Netflix con La teoría del Big Bang y Friends, por ejemplo, que hace poco dejaron de figurar en su catálogo. Así que ya saben, si tienen alguna serie pendiente mejor no pierdan más tiempo.