Lupin se roba los reflectores

DSC09177.ARW

Con Omar Sy como protagonista, esta serie francesa podría superar los números de Gambito de dama y Bridgerton en Netflix

Por DANTE GUERRA

Apenas estamos arrancando el año y Netflix lo volvió a hacer: Ya tiene un nuevo éxito, otro estreno del que todos hablan. Ahora se trata de Lupin, la serie francesa que es estelarizada por Omar Sy. Y los números, aunque por ahí hay plan con maña, son espectaculares.

Esta producción basada en el famoso ladrón de los guantes blancos está a nada de llegar a los 70 millones de espectadores o visionados. Es decir, que superará a series como Bridgerton (64 millones) y Gambito de dama (62 millones).

El mismo Omar Sy se mostró sorprendido ante la escandalosa cifra: “¡70 millones es una locura!”, posteó en su cuenta de Twitter al abordar el tema. Agradecido, el histrión francés escribió también que está “orgulloso de que Lupin sea la primera serie francesa de Netflix que alcanza ese nivel de éxito internacional!. Sin ti, no habría sido posible, Gracias a todos”.

Aunque en Netflix no dieron el número exacto de espectadores, calculan de manera optimista que para la primera semana de febrero se rebasará la cifra de los 70 millones de clicks.

Es decir, que al menos alguien vio Lupin durante dos minutos por lo menos. O lo que es lo mismo:  basta echarle un ojo, aunque no se quede a ver un capítulo completo, para que se contabilice como “visionado”.

Independientemente de los números, lo cierto es que Lupin destaca en el top ten de Netflix. Incluso en algunos países se ha colocado en el número uno, como en Francia, España, Argentina y Brasil. 

Las críticas además han sido unánimes y han favorecido a Lupin. Además de señalar que te atrapa, que está bien producida, se ha destacado el buen trabajo actoral de Omar Sy, un viejo conocido de los cinéfilos.

Y es que Omar es recordado por su papel de Driss en la película Amigos intocables (Intouchables, 2011), que además fue la más taquillera del cine francés y en su momento recaudó poco más de 400 millones de dólares.

En aquel filme, Omar Sy encarnaba a Bakari “Driss” Basali, un inmigrante africano que tras salir de la cárcel tiene que demostrar que al menos buscó trabajo para recibir ayuda social por estar desempleado. Pero resulta que es contratado por un millonario francés que es tetrapléjico y necesita un enfermero-asistente. Y poco a poco se van convirtiendo en grandes amigos, pese a las diferencias y el choque cultural entre ambos.

Pero estábamos en que Omar Sy se vuelve a robar los reflectores, ahora como Assane Diop. Se trata de un hombre que queda marcado por el suicido de su padre luego de ser culpado injustamente de un robo. Inspirado por las novelas de Maurice LeBlanc sobre el famoso ladrón Arsene Lupin, este tipo decide cobrar venganza y convertirse en un ladrón audaz e ingenioso que además se gradúa como maestro del disfraz. Su misión: robar el collar de María Antonieta.

Omar Sy es conocido por su personaje de Bakari “Driss” Basali en Amigos intocables.